Identidad de los Colegios Trinitarios

Educar para la libertad
En el Proyecto Educativo se describen los rasgos que definen la identidad de los Centros Trinitarios como centros de Iglesia, la educación cristiana que ofrecemos y diversos aspectos de la organización y participación en la vida del Centro.
Es un Centro de Iglesia y participa en su misión docente.
Pretende ser un lugar de evangelización y de preparación de personas comprometidas en la transformación de la sociedad.
Promueve la educación integral de los alumnos según la concepción cristiana del hombre, del mundo y de la vida.

A. Comunidad Educativa
El carácter comunitario proviene de su naturaleza cristiana y de una responsabilidad compartida, que se traduce en la participación activa de todos sus miembros.
Está abierto a todos los que deseen este estilo educativo y se acoge a la financiación pública para garantizar la gratuidad de la educación.
Se ofrece como un servicio a la Sociedad, arraigado en la cultura de nuestro tiempo e inserto en el lugar en que se desarrolla.
“ID Y ENSEÑAD”.

B. Nuestra oferta de educación
UNA EDUCACIÓN INTEGRAL
Orienta al alumno para desarrollar sus capacidades físicas, afectivas e intelectuales para que llegue a ser libre y responsable.
Promueve la preparación humana y profesional, facilita el acceso a la cultura y a los avances tecnocientíficos, para que nuestro alumnado llegue a descubrir y realizar su proyecto de vida personal.
Estimula a superar el individualismo y le ayuda a convivir solidariamente con los demás.
Desarrolla una perspectiva del mensaje de Cristo sobre la humanidad, la historia y el mundo.
Ofrece una visión de la vida fundada en los valores cristianos.
“JESUS EN NUESTRO MODELO”.

Estilo Educativo Trinitario
Se educa para la solidaridad entre los hombres y los pueblos y pretende la consecución de una sociedad más humana y más justa.
Promueve la presencia de los educadores entre los alumnos, personalizando las realciones con ellos, especialmente en la acción tutorial del gran grupo e individual. Favorece el espíritu de familia y fomenta la convivencia, la amistad y la generosidad.
Impulsa la motivación por el trabajo bien hecho y ayuda a los que más dificultades muestran en su aprendizaje.
Fomenta la creatividad y el espíritu crítico y de iniciativa.
Prolonga la formación con actividades complementarias y extraescolares.
“EL ALUMNO ES EL CENTRO DE LA ACCIÓN EDUCATIVA”.

C. Comunidad Educativa “Unidos para Educar”
La Orden de los Trinitarios organiza sus colegios en comunidades educativas. Éstas están constituidas por:
LA ENTIDAD TITULAR: Es la última responsable del Centro. Dirige, establece los prinicipios y cirterios que definen su educación y garantiza la fidelidad de los mismos.
LOS ALUMNOS: Como protagonistas, son los responsables de hacer vida el Proyecto Educativo. Su trabajo les ayuda en su formación y los prepara para una colaboración básica y positiva en la sociedad.
LOS PROFESORES: Son los educadores por excelencia. Su labor Normativa, en respeto y coherencia con el Carácter propio del Centro, va más allá de la transmisión de conocimientos.
Están directamente comprometidos en la preparación, realización y evaluación del Proyecto Educativo.
LOS PADRES: Principales protagonistas y responsables de la educación de sus hijos, participan activamente en la vida del Centro y prestan su apoyo a través de la Asociación de Padres y de los órganos de participación establecidos por el M.E.C.
EL PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS Y DEMÁS COLABORADORES: Desde sus respectivas responsabilidades coparten lo que el Centro es y ofrece. Participan según lo establedido en el Reglamento de Régimen Interior.

“Todos los que formamos la Familia Trinitaria podemos continuar haciendo presente el estilo educativo de San Juan de Mata, que sigue siendo respuesta válida a los retos que nuestra sociedad plantea en la educación de niños y jóvenes.”

Los comentarios están cerrados.